​Sin fronteras.

Sin fronteras.
Es bien sabido, que por medio de lo que expresamos, denotamos: sabiduría, inteligencia, incapacidad, dolor, tristeza, fe, amor, valor, temor, odio, humildad; orgullo, etc. Estas son algunas de las características, del ser interior,que pueden ser expresadas al mundo exterior. Regularmente, las cosas que nos ocurren o pasan en nuestro mundo exterior, tienden a dar forma al carácter, y pueden moldear nuestra personalidad. Aunque muchas marcas de la personalidad interior, pueden ser heredadas, sin embargo; podemos trabajar para modificar y hacer de nuestra vida la personalidad que deseamos ser.Tenemos el poder de tomar el control de nuestro destino, es asunto que esta en nuestra mente, dejar que algunas cosas pasen o que nosotros hagamos que sucedan, podemos cambiar muchas cosas en nuestras vidas. Lamentarnos de nuestros fracasos, sin intentar hacer algo para repararlo, es como llover sobre-mojado. La diferencia entre algunas personas que han alcanzado grandes logros y muchas que no han logrado nada, es que unas han aprovechado más eficientemente el potencial de sus mentes, que otras. Cuando una mente es positiva, podría siempre encontrar el camino para llegar adonde quiere. La solución de muchos problemas en nuestras vidas, tienen su origen y naturaleza primero, en nuestras propias mentes. Muchas veces la cantidad de la suerte que tengamos, la decide el mayor o menor esfuerzo que pongamos. Muchas personas de grandes éxitos en la vida, agradecen haberse preparado para haberlo logrado. Existe un elemento básico, que determina si la fe que decimos tener, puede producir frutos o no {La Obra}. Si enciendes una luz, tu la debes dirigir hacia un buen objetivo. He considerado, que una mente sin visión o propósito, es como un barco sin timón a la deriva, en aguas poco profundas y rocosas, en medio de un mar bravío y rodeado de vientos huracanados. Más allá de la realidad, de cualquier eventualidad de un hecho adverso y circunstancial, nuestra mente cuenta con un recurso capaz de poder rechazar o aceptar los hechos negativos de cualquier experiencia. La mente humana cuenta con una herramienta poderosa llamada { voluntad } Este elemento, puede a su vez, discernir, analizar, programar, re-programar, decidir, ejecutar, rechazar o aceptar. Para que la voluntad, de una mente, funcione de manera apropiada, tienes que tener lucidez. La lucidez y el dominio propio, pueden desarrollarse mediante el conocimiento adquirido, una alimentación apropiada y una combinación de ejercicios terapéuticos y/o físicos. Del buen funcionamiento de nuestras mentes, dependen muchas cosas en nuestras vidas, y también, los éxitos y los fracasos. Una mente sana empieza con ser positiva e intuitiva, cuando Dios reside en una mente sana, su poder va más allá de los limites y fronteras de las circunstancias. Por Derwell De Jesus Fallu Escritorportraitcolor002603vipics

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .