Todos creen en Dios, aunque no les conozcan.

La creencia de aquellos que definen la existencia de todas las cosas y del mundo, como un simple resultado de una evolución o implosión, es su pobre manera de reconocer al autor de todas las cosas creadas y del mundo. Ellos, de, alguna manera, en su muy limitada conciencia, están dando crédito y atribución al supremo creador y único autor de todo lo que vemos, lo que no vemos; conocemos y de lo que no conocemos. Es solo, que, el muy limitado recurso de su mente, no les alcanza para reconocer, que el señorío y majestad del creador de todas las cosas, demanda de sus criaturas; divina adoración y devoción, así, como, la observancia consciente del reconocimiento y la obediencia a sus leyes y mandamientos, lo que, obviamente, los pone en gran desventaja sobre los inmensurables beneficios que deben participar, los que han alcanzado mayor desarrollo de sus facultades mentales para dedicar sus vidas a reconocer el poderío, soberanía del altísimo, y a agradecer, adorar, servir y temer al único Dios verdadero, creador de todo el universo. Por Derwell J Fallu60840370.458911

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s