Cuando se pierde la dignidad.

Cuando dejamos que las pasiones político partidista, gobiernen nuestras emociones, se pierde la visión de defender los verdaderos intereses del pueblo para los que somos llamados a servir y por los que deberíamos trabajar, tomando lugar en cambio, el interés de satisfacer las ambiciones de nuestros deseos personales y egoístas. Por Derwell J Falllu61333148.2a8da7

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .