El renacer de la vida.

Como, cuando, aquel día,
al salir del vientre de nuestra progenitora,
abrimos al mundo y a la vida,
nuestros ojos,
ese día que llegó la hora,
sin saber de donde hemos venido,
ni adonde vamos,
sonreímos,
si lo hermoso y bueno del mundo,
contemplemos;
y, por aquello que nos hiere
y que también duele;
lloramos,
y aunque entre caídas y levantadas
continuamos,
sobre el tiempo la vida;
la marcha,
y entre el cielo y la tierra
un destino nos aguarda,
al otro lado del tiempo y la distancia;
el infinito;
lugar eterno del alma.
Entre tanto, aquí,
cada día
es un oportunidad,
es el renacer de la vida
y, es,
para mi felicidad mi dicha,
si por Dios,
yo encuentro aquí,
con quien
en mi jornada a lo eterno,
puedo compartir mi vida.
Por Derwell J Fallu61270932.5ae1ea

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s