Amor sublime!

La miré y me cautivó su mirada
del exquisito aroma de su perfume la habitación se llenaba
y un sentimiento sublime
nos conmovió a los dos
era algo tan fuerte lo que sentían nuestras almas!
a nuestros corazones le unía el milagro del amor
ésa bonita canción que en la radio se escuchaba
era como un himno del cielo de un ritual sagrado que al amor
consagraba
dos almas la tomé de las manos y pegaditos los cuerpos al
ritmo de la canción que sonaba
bailamos estaba lloviendo y el
sonido de la lluvia que caía en el tejado parecía una sinfonía de
instrumentos celestes que acompañaban la canción que
estaba sonando su mirada en la mía con la suave melodía
seguíamos bailando
se terminó la canción
despacito le quité sus ropas
y ella me quitó las mías
entrelazados los brazos ella me dio y le di a beber del vino que
en las copas había la tomé en mis brazos la deposite en la cama
vestida con sabanas blancas y que con pétalos de rosas
rojas estaba adornada
pose en sus labios un tierno beso
nos ardía la
pasión en
nuestros pechos me miró y la miré oh! fue tan grande
e inexplicable y sublime todo lo que sucedió después.
Por DerwellLa miré y me cautivó su mirada
del exquisito aroma de su perfume la habitación se llenaba
y un sentimiento sublime
nos conmovió a los dos
era algo tan fuerte lo que sentían nuestras almas!
a nuestros corazones le unía el milagro del amor
ésa bonita canción que en la radio se escuchaba
era como un himno del cielo de un ritual sagrado que al amor
consagraba
dos almas la tomé de las manos y pegaditos los cuerpos al
ritmo de la canción que sonaba
bailamos estaba lloviendo y el
sonido de la lluvia que caía en el tejado parecía una sinfonía de
instrumentos celestes que acompañaban la canción que
estaba sonando su mirada en la mía con la suave melodía
seguíamos bailando
se terminó la canción
despacito le quité sus ropas
y ella me quitó las mías
entrelazados los brazos ella me dio y le di a beber del vino que
en las copas había la tomé en mis brazos la deposite en la cama
vestida con sabanas blancas y que con pétalos de rosas
rojas estaba adornada
pose en sus labios un tierno beso
nos ardía la
pasión en
nuestros pechos me miró y la miré oh! fue tan grande
e inexplicable y sublime todo lo que sucedió después.
Por Derwell

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s