El tiempo y nuestros sueños.

Dios tiene un momento y una hora para cada cosa. El miedo al tiempo y quizás al día que nos toque emprender el viaje a la eternidad y, no vivir la plenitud de lo que sería lo que deseamos en este mundo vivir u otras cosas, podría provocar que nos desesperemos, si vemos que las cosas no ocurren en el tiempo que nosotros deseamos que sucedan, pero apresurarnos podría llevarnos a cometer errores que nos causen dolor y nos aleje más del propósito de lograr con prontitud nuestros sueños. Hay que luchar por la visión de todo aquello que soñamos, que anhelamos, pero sin perder el equilibrio de nuestras emociones y de nuestra estabilidad mental. Por Derwell J Fallu

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s