Egoísmo.

Lo que sembramos, eso también cosechamos. Es la ley de la vida, si subimos a causa del dolor ajeno, dolerá también mucho nuestra caída. El egoísmo nos ciega de manera tal, que no nos deja ver a Dios, ni al prójimo, sino lo que queremos, lo que nos complace a nosotros mismos. Pero al final, lo que creímos una luz, no será sino, tan solo oscuridad, y lo que al paladar nos sabía dulce, al viente esto será realmente muy amargo.Vive por lo que vale mas, Dios y el verdadero amor, siente la satisfacción de ser amado y de vivir amando. Por Derwell J Fallu

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s