Detalles.

El valor de los detalles, no se mide por el volumen de su precio, sino por la intención. Hay quienes quisieran regalar las estrellas, pero solo pueden regalar una flor silvestre. El volumen del precio de un detalle, no puede limitar la expresión de un verdadero deseo que quiere manifestar un sentimiento genuino. Todo va a depender de, si quien lo recibe, sabe distinguir lo que vale más; si el detalle, o si la intención; si el sentimiento que se desea expresar por medio de un detalle, o si el detalle. El valor del detalle, no altera el valor del sentimiento. Por Derwell J Fallu

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s