La belleza que atrae vs. La belleza que enamora.

Reacción de una de mis asiduas lectoras a mi publicación al tema anterior, sobre la belleza de la mujer.

La gran mayoría de los hombres pudieran afirmar que no toman en cuenta la belleza física de la mujer, pero bien sabemos que ésta, es la primera visión que impacta al hombre.

Cuando se dice que la belleza está en el interior, muchos serán los que sonrían y piensen con cierto sarcasmo que la que no es guapa tendrá que contentarse al menos con ser buena persona. La vida parece más sencilla cuando se tiene una cara bonita, una figura proporcionada y una melena y sonrisa de anuncio.

Algunas comentan cuando les preguntan

¿Por qué siempre intentas estar bella? la mayoría te responderá: “Es que quiero que los demás me vean bonita y atractiva” o quizás confiesen: “Amo la ropa, los zapatos y el maquillaje… y mientras haya dinero para gastar…” o peor aún, algunas simplemente responderán: “Porque me gusta andar a la última moda.” Muy pocas mujeres responderán: “Porque me hace sentirme bien conmigo misma, me hace sentirme segura y bonita.” Y es que, ojalá todas pudiésemos decir con honestidad: “No lo hago por nadie… sólo por mí misma. “

Pero también es cierto que tendemos a exigirnos y obligarnos a lucir siempre jóvenes y a no aceptar nuestra vejez. Sin darnos cuenta, nos obsesionamos con nuestro aspecto físico y nos olvidamos de que la belleza externa no lo es todo. Que lo más valioso que tenemos es nuestra esencia de mujer. Nos olvidamos de que el verdadero valor que tenemos como mujeres siempre será eso, y es algo que siempre estará ahí y nunca morirá ni será cambiado. Si logramos aceptar y comprender esto tan simple, evitaremos caer en la dependencia emocional de escuchar un “¡Qué hermosa luces hoy!”… dejaremos de necesitar vernos siempre lindas ante los ojos de los demás, de frustrarnos cuando otras personas no nos dicen lo bellas que somos. Si no somos capaces de romper con esa dependencia, caeremos en el error de descalificarnos a nosotras mismas por no satisfacer las exigencias de la vanidad, cuando en realidad, esa belleza externa se perderá con el paso de los años… La belleza que atrae vs. la belleza que enamora. Por Derwell J Fallu

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s