Nacidos por amor y para amar.


Todos nacimos para amar y ser amados. Incluso, la razón de nacer y de vivir, debe ser el amor. En el presente siglo que nos ha tocado vivir, existen unas realidades de carácter social que se presentan como un verdadero problema al interés de la unión de la relación de pareja. Por ejemplo: La gente que busca pareja, suele establecer como una prioridad, su necesidad de la unión con alguien, el aspecto del perfil físico, es la parte superficial en la que mayormente, mucha gente muestra su interés en este asunto de buscar pareja. Pero qué triste cuando sabemos que la gente obvia el elemento más importante relacionado con la unión de pareja, lo cual entendemos, serían los sentimientos; el amor, que es la clave para la tolerancia, la paciencia, fidelidad y el respeto que ambos deben prodigarse. La intención del que busca tener pareja, basado en el aspecto superficial del gusto que resulta de la atracción física, más que de los sentimientos, puede hasta parecer de alguna forma, una acción discriminatoria que crea un problema real en la sociedad. Por Derwell J Fallu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s