Divorcio y separación.

El alto índice de divorcios, que deja a tantas familias fragmentadas, y tantas madres solteras, y algunos padres, solteros también; incluso, entre relaciones de familias cristianas, podría encontrar su causa, en la forma en que cada uno asume su responsabilidad en la administración de los sentimientos y la seriedad con la que se asume la decisión de la construcción de la familia. El hecho de saber que existen divorcios, de personas activas de la iglesia, eso podría sugerir que, el problema va más allá, de ser un tema de índole espiritual, pero uno que toma relevancia en la forma y naturaleza, en que las personas se relacionan. Verdadero amor, compromiso, tolerancia; voluntad para reconocer cuando fallamos y la disposición para corregir y enmendar, cuando sea necesario, y temas como estos, deben ser tomados muy en cuenta, no solamente, cuando decidimos unirnos con alguien como pareja, pero también cuando tomamos la decisión de construir nuestras familias. Por Derwell J Fallu

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s