Augurios!

Un amigo me dijo: “el que se va, no hace falta”. Quizás este dicho sirva para quien no tenga seres queridos, para quienes no sean comerciantes o tengan negocios.

Existe una marcada diferencia entre los que saben de técnicas de crecimiento de mercadotecnia y el que es un experto en política pública. Sería un hecho excelente, si se pudiera lograr una combinación de ambas destrezas.
Pero igualmente, puede ser una tragedia cuando alguien que emprende algún negocio importante y es un excelente político, pero no sabe nada de mercadotecnia y, del otro lado, un jefe de Estado que solo sabe de mercadotecnia pero en lo absoluto, nada de política pública.
Desafortunadamente, éstos parecen ser los casos de nuestras realidades en Estados Unidos y Puerto Rico. Tal parece que el presidente Donald Trump, es un exitoso hombre de negocios y sin dudas, también el banquero José Carrión, lo es.
Pero me temo, que ninguno de los dos, parece que sean buenos en la destreza de política pública, lo cual puede ser trágico en términos de conducir con éxito y con seguridad los destinos de un pueblo o país.
En los casos de no contar con la habilidad y la preparación política para la conducción de un país, existe la alternativa de contar con la asesoría que podría lograr con éxito el o los objetivos, siempre que, la elección de los asesores sea una de aciertos positivos.
Sin embargo, existe la dificultad, que cuando, se ha elegido a una persona que no sabe de política pública, para dirigir a un país, pero sí sabe de mercadotecnia y es poderosamente rico, su influencia financiera, podría interferir en la posibilidad de conseguir buena asesoría, es que el poder que tiene el dinero, muy a menudo, suele distraer y desviar el propósito en diferentes formatos.
Respecto de Puerto Rico, la Junta de Control Fiscal, como organismos que toma injerencia en la agenda de política pública del país, y según el borrador de la reforma que ha presentado como recurso administrativo, auguro que esto, si se lleva acabo, como ha sido configurado, será un fracaso. Un porcentaje muy alto de los contribuyentes y consumidores y que son los que sostienen la economía local, se irán, lo que agravaría aún más nuestra maltrecha economía.
Por Derwell J Fallu
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s