Life lessons.


This afternoon I saw a disabled man climb a hill in his wheelchair, pushing the chair, by rolling the wheels with his hands. The man was corpulent and was between 45 and 50 years old. So, after having seen how that man faced his challenge to climb that hill in his wheelchair, being that, in itself, it is difficult to raise it on foot, I thought: “what is good about the climb, is that it compensates the descent “. At least in cases like this man’s. However, in the case of fulfilling a dream that has to do with achieving an important career, the thing is the other way around: “The good thing about being down, is compensated when you get up.” By Derwell J Fallu

Lecciones de la vida.



Esta tarde yo vi a un impedido que subía una cuesta en su silla de ruedas, empujando la silla, mediante a hacer dar vueltas las ruedas con sus manos. El señor era corpulento y tenía entre 45 y 50 años. Así que, después de haber visto como ese señor enfrentaba su reto de subir aquella cuesta en su silla de ruedas, siendo que, de por sí, cuesta subirla de a pie, yo pensé: ” que lo bueno de la subida, es que lo compensa la bajada “. Al menos en casos como el de este señor. Sin embargo, en el caso de cumplir un sueño que tiene que ver con lograr una importante carrera, la cosa es al revés: ” Lo bueno de estar abajo, es compensado cuando tú llegas arriba “. Por Derwell J Fallu

Dios mío!



La precariedad de la situación fiscal de Puerto Rico, como una empresa quebrada, cuando yo pienso en el proyecto de preparar un presupuesto para un presente año fiscal y en las interrogantes de, dónde se obtendrán los dineros para la configuración y aprobación de dicho presupuesto, me viene a la mente, cuando en años pasados, no solo hubo gobiernos que aprobaron presupuestos que no contenían una fuente real de recaudos que sustentara los números que comprendían el presupuesto, sino que también hubo ocasión en la que fue necesario el cierre parcial del gobierno por falta de fondos ante un presupuesto sin suficiente liquidez. Me preocupa que al presente día, los gastos de operación del gobierno son mayores a los de años anteriores y, que hoy, hay menos contribuyentes y menos consumidores que aporten a las arcas del gobierno, porque muchas personas han migrado de Puerto Rico y continúan migrando cada día como una pluma de agua rota liqueando sin parar y, a esto tenemos que sumarle, la enorme cantidad de negocios y empresas quebradas y que han tenido que cerrar operaciones, la pobreza en la población que aún queda en la isla, se ha agudizado considerablemente. Para quien o quienes no es clara la realidad que vivimos los puertorriqueños, si a esto tenemos que sumarle la austeridad en las medidas y leyes que están implementando los que se supone son los que administran y conducen el destino de futuro mejor del país? Dios mio! Necesitamos un milagro. Por Derwell J Fallu

Se apagó la luz!


No hay luz en tus ojos, el engaño y la decepción que sufrió tu corazón apagó el fuego de la llama de tu amor y en aquellos ojitos bellos, que brillaban como lucero en el cielo, ya no hay luz, han dejado de brillar y tu alma buena en penumbra y soledad se debate entre el dolor y la pena, por aquellos malditos recuerdos de aquel amor tormentoso, que en el pasado quedó, aún te sangra en el pecho la herida, pero mientras haya luz en el túnel, la esperanza no ha de estar perdida. Por Derwell J Fallu

Debería ser lo correcto!



Por alguna razón, cada uno es como es y tal vez nadie podrá cambiar eso, así que, debe ser más fácil ver por uno mismo por si descubrimos algunas cosas en nosotros mismos, que para nuestro bienestar y quizás el bien de alguien más, podríamos mejorar o cambiar. Por Derwell J Fallu

El premio de una madre!



Las madres, generalmente duran más, cuando sus hijos son buenos con ellas y ellos muestran una conducta social a tono con lo que fue su esfuerzo de ellas al interés de forjar en los hijos una conducta moral y social que encaje con el perfil de los hombres y mujeres de bien que sobre salen dentro de una sociedad que se identifica por su carácter de Justicia y su inspiración positiva al interés de bienestar común. El instinto protector de las madres alcanza su premio, cuando ellas logran ver, que el amor de sus hijos por ellas es en respuesta a comprender que sus madres, son de Dios, lo más grande, hermoso y bueno que ellos han recibido. Por Derwell J Fallu

Oh! Dios, lo que nos ha tocado.



Los políticos de este país no tienen los pantalones de asumir su responsabilidad por la monstruosa deuda y la crisis que experimentamos en el país, se los ve a cada uno echando culpas a otros, mientras se proclaman blancas palomitas víctimas de una herencia de la deuda. Por Derwell J Fallu

A veces ocurre.


El éxito o el fracaso que logren los hijos, generalmente es un asunto de responsabilidad compartida, puesto que, esto no depende, totalmente, del buen desempeño que realicen los progenitores en su rol de padres, sino que también, de cuanto sean capaces los hijos y estén dispuestos a dejarse guiar por la sabiduría que las experiencias le haya heredado a los padres. Sabemos, que muchos padres se desviven, invirtiendo sus vidas, su tiempo y todos sus recursos en los hijos, en la esperanza de forjarles un destino de excelente futuro en el aspecto de conducta moral y de vida social, así como, en el equilibrio y desenvolvimiento de su actividad en el aspecto de las finanzas, pero que, sin embargo, apenas algunos de estos hijos, empiezan a verse con un poco de tamaño y a enamorarse, los padres para ellos empiezan a volverse invisibles y luego estos hijos en su forma de conducta equivocada, se vuelven esclavos de lo que ellos mismos creen, y protagonistas de sus propias decisiones, que, a su vez, sus hechos, casi siempre los vuelven el blanco y víctimas de terribles y funestas consecuencias, Por Derwell J Fallu


Every day are not the same; there are clear days with clear skies, other days are gray, very rainy, cloudy. The issue is, that each day is different from one another. They have the right to lose and win, those who bet; those who play and in the game of life nothing is written, because every day has its own eagerness. The pessimists limit their lives to the obvious, they do not go beyond logical reasoning and what their eyes can see. But life and living is much more than just that, our mind can be bigger than the world, that the sky, that the universe, not forgetting, that in its image and likeness, made us the eternal, we do not encapsulate our thoughts to the fears of failing because of not wanting to try. Try! Even if you fall and get up again; that’s what life is about, of falls, of rises, but if you do not try it for fear of failing, you will never know, if what could have been, it was not. That you long to achieve your dream, be bigger and stronger than all your fears, but try! Do not stay with the doubt, do not stay without knowing it; Because of your fear of failure, do not stay without obtaining it. By Derwell J Fallu

El mundo es tuyo! Tomalo.



Todos los días no son iguales; hay días claros con cielos despejados, otros días son grises, muy lluviosos, nublados. El tema es, que cada día es diferente uno de otro. Tienen derecho a perder y a ganar, los que apuestan; los que juegan y en el juego de la vida nada está escrito, porque cada día tiene su propio afán. Los pesimistas limitan su vida a lo obvio, ellos no van más allá del razonamiento lógico y de lo que pueden ver sus ojos. Pero la vida y vivir, es mucho más que solo eso, nuestra mente puede ser más grande que el mundo, que el cielo, que el universo, no olvidarnos, que a su imagen y semejanza, nos hizo el eterno, no encapsulamos nuestros pensamientos a los miedos a fracasar por no quererlo intentar. Intenta! Aunque te caigas y te vuelves a levantar; de eso se trata la vida, de caídas, de levantadas, pero si tú no lo intentas por miedo a fracasar, tu nunca podrás saber, si lo que pudo haber sido, no fue. Que tú anhelo por alcanzar tu sueño, sea más grande y más fuerte que todos tus miedos, pero intenta! No te quedes con la duda, no te quedes sin saberlo; por tu miedo a fracasar tu no te quedes sin obtenerlo. Por Derwell J Fallu