Divina criatura!


Tanta belleza! Condensada en un solo cuerpo de mujer. Sensual como la lluvia al caer, mas hermosa que la puesta del sol, de un bello atardecer, sus ojitos bonitos, como dos estrellas que brillan allá en la oscura noche del inmenso firmamento, de su tierno corazón fluye el amor, como las aguas limpias y cristalinas de una cascada, intensa y muy profunda es su mirada, corazón de mujer, de madre consagrada, devota del amor; sus labios como pétalos de rosa que destilan miel; divinos encantos de mujer! Que perturban el alma. Oh Dios! fuente del saber, me late el corazón con ritmo, como la melodía de una dulce canción por el amor de una mujer. Aroma de flores, el mundo y sus colores, el sentido de mi vida es aquella que me complementa; ser divino que hizo Dios para mi, divina criatura con la que yo interpreto la vida, por quien tengo en el corazón una fuente a quien doy a beber del amor, que me hace de esta vida consciente. Bendita! Tu, entre todas las mujeres, por quien yo soy diferente; como pienso, como siento, como quiero; razón de la vida, por quien mi alma se inspira, la que le enciende a mi corazón la llama que interpreta el vivir de aquel que ama. Por Derwell J Fallu

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s