Destinos.


Para los que creemos en la Biblia como la palabra de Dios, el destino del cuerpo es volver al polvo de dónde fuimos creados y el alma soplo de la vida vuelve a Dios. Sin embargo, dadas las circunstancias de que por algún tipo de conducta, podríamos pecar contra Dios y perder por ello, ese derecho de regresar a nuestro padre celestial, tenemos la oportunidad de remediarlo y purificarnos mientras aún estamos en el cuerpo, porque después de partir, según la propia palabra de Dios, ya no tendríamos oportunidad. Así que, en ese caso, el destino del alma, no sería regresar a Dios. Por Derwell J Fallu

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s