Ante la vida.


El reloj de la vida es el corazón y sus latidos van marcando el tiempo, como el tictac del reloj. El sol desde el cielo el día ilumina de nuestro peregrinar el camino de la vida. La luz de la luna para atenuar la densidad de la noche, estrellas que brillan en lo alto del inmenso firmamento que marcan el destino de nuestro nacimiento. Mil suspiros del alma por el anhelo de nuestros sueños y un sentimiento de amor por nacer dentro de nuestros pechos. Por Derwell J Fallu

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s