Ausencia que enseña a querer.

Cuando no tenemos a esa persona amada, a esa persona especial; nuestra alma gemela, su ausencia y la enorme necesidad de tenerla, todo esto debe servir para valorarla el día que al fin podamos estar con ella. Comprender lo valioso de su presencia en cada segundo de nuestras vidas, amarla con todas las fuerzas que nos da el corazón y que nos da el alma; disfrutarla cada día, como si fuera la última cosa que debemos hacer en la vida. Que nos sirva su ausencia, para entender, recordar siempre y poder apreciar, cuánto vale su presencia! Por Derwell J Fallu

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s