Ana Medina.

Una mujer por defecto, viene para ser la compañera de la vida del hombre, para ser su ayuda idónea, para ser el recurso para dar continuidad y crecimiento a la vida humana; pero sobretodo, su compañía y presencia hace buena y completa, en cualquier sentido la humanidad del hombre. Además de todo eso, esta mujer Ana Medina, que el señor Luís Marmolejo, me ha referido, debemos describirla también, como una guerrera que lucha con entrega y verdadera pasión las batallas de la vida. Una mujer que sabe lo que quiere y que su perseverancia y su fe definen sus logros, ganando por ello la admiración y el respeto de todos los que la conocen. Bendita tú! Entre todas las mujeres, Dios puso en ti su mano para perfeccionar tu vida para ser el instrumento y la protagonista de su divino propósito en equipo y genuina fusión con el hombre. Por Derwell J Fallu

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s