El brillo de vivir enamorado!


Hasta que el verdadero amor que va en ambas direcciones, no toca tu vida y logra su residencia en tu ser, tu alma no puede brillar por la felicidad que surge de un corazón, que amando, el también sabe que igualmente es bien amado; ese amor mutuo que por todos es buscado como el tesoro mas preciado, y, que, es la razón de existir, el sentido de todas las cosas, la inspiración del alma; el motivo que tiene el corazón para darle verdadera alegría a la vida. Por Derwell J Fallu

Eternidad en tus buenos momentos!


La vida es mucho mas que solo respirar hay que intentar poner eternidad en aquellas cosas que pueden contribuir a la verdadera felicidad; como el amor que configura el destino de una experiencia de vidas juntas y que con la fuerza, voluntad y disposición puede construir una familia con los elementos básicos que constituirán el soporte para los buenos valores y el buen carácter para el perfil de la buena conducta. Por Derwell J Fallu

Sentimiento sublime!


Amor de verdad no es algo que pueda encontrarse en cualquier lugar, ni todos los días. Por la misma razón si lo ha encontrado, no debes perderlo por cualquier cosa; por cosas sencillas. Amar es de aquellos que fusionan los sentimientos, que comparten la vida. Lo que hace a un alma perfecta es aquella que la complementa, el que siembra de amor el fruto en el vientre la semilla y la que hace la semilla germinar de donde retoña la vida. Es el, es ella que unidos por el amor edifican la sagrada familia. Por Derwell J Fallu

Algo más que solo respirar.


Yo sabia que en la vida había algo mejor que solo vivir y respirar y que era una combinación de algo mas dentro y fuera de mi. Dediqué mucho tiempo para intentar descubrir lo que seria realmente vivir. Me hervía dentro del pecho un motivo; un sentimiento, que, como una fuente de aguas, que corrían hacia afuera, buscaba otras aguas similares, que corrieran hacia mi, era como el mar, que busca las aguas del río y el río que busca las aguas del mar. Las lluvias del cielo y el viento agitaron las aguas del mar e hicieron crecer las aguas del río que corrieron hasta juntarse y mezclarse. Así que comprendí, que no es la vida lo mismo sin ti, que lo mejor de vivir y de sentir, eres tú. Hoy puedo decir que vivo la plenitud de mi vida, que yo descubrí el secreto de vivir, porque el amor y los sentimientos que yo vivo en ti, también tú los vives en mi. El mundo es tuyo, el mundo es mío, es de los dos, por eso y por el amor que nos une, demos gracias a Dios. Por Derwell J Fallu

Hombre y mujer.


Mujer, tú eres una pieza muy valiosa en todo el diseño de la creación; valorate! En perspectiva con el hombre, mira la vida más allá de solo sexo, placer diversión e interés material. La plenitud de la vida es cuando cumplimos como esposo y esposa el papel que jugamos en la familia hombre y mujer conforme al diseño de Dios para el matrimonio. Por Derwell J Fallu

La mujer para el hombre!


Si cada hombre dispusiera su corazón para a amar, respetar y admirar a su mujer, llenarla con ternura y con detalles bonitos, no solamente, disfrutaría su experiencia de la vida, sino que, también, descubriría el sentido de vivir y habría cumplido la voluntad de Dios, en relación a su propósito de la unión, del hombre y la mujer. Por Derwell J Fallu

Un poema hecho mujer!


Tú eres la estrella que yo deseo haga por siempre mi cielo brillar, la razón por la que cada rosa sea más bella, suave y bueno su aroma al perfumar, que pueda ser tú la que le inspire al corazón la más hermosa canción de amor y esos versos de la poesía, que hoy yo quisiera recitar. Por Derwell J Fallu

Not all the riches of the world!


To be president, governor; Head of State, it takes much more than having money, power and fame, you have to have wisdom, sensitivity, good judgment and dignity. Those who deify people for having fame and money lose their dignity because they may forget that those who have a lot of money and those who have little or nothing, are also human beings with defects, we go to the bathroom, we feel the same and that when we die our bodies break down in the same way that we all do. Never forget, that our soul and who we are, is worth more than all the riches of the world, money only buys things we want or need, but can never buy happiness and in heaven a place. By Derwell J Fallu