Tocando la llaga.


Que no lo diga Trump, no por eso dejará de ser menos corrupto. La realidad histórica de la terrible corrupción de la que hemos sido víctima por años los puertorriqueños, nos ha traído hasta aquí, convirtiéndonos en un país endeudado, quebrado y empobrecido. El mal manejo y desvíos de fondos públicos y la pobre directriz en los asuntos públicos han causado desconcierto al país y le han hecho perder nuestra confianza en nuestros líderes y gobernantes. Por Derwell J Fallu

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s