Quiero ser una.

Si yo que soy hombre, por querer ser una mujer, hago que me fabriquen un órgano parecido a una vagina, consigo que me hagan crecer bustos y que me afinen los labios y que hasta la voz me la hagan parecer a la de una verdadera mujer, que me hagan crecer el pelo como el de una mujer; no por ello soy una. Porque aunque me fabriquen una vagina y me hagan crecer los pechos, aunque yo sienta y me crea que soy una, yo no tengo dentro de mí un órgano reproductor, con el que pueda ovular. Tenemos que recordar que Dios no hizo a la mujer para que se viera como una y solamente tuviera sexo, no; Dios la hizo además de que fuera para el hombre una compañera con quien compartir la vida y también la tierra, para que se reprodujera y así con el hombre pudieran construir la sagrada familia, lo que es imposible con una mujer fabricada por el hombre. Que me parezca una mujer, no me hace una mujer. Por Derwell J Fallu

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s