Una frontera limitante.

Hoy, en hablando con los científicos:

En nuestros días, gracias a los adelantos de la ciencia, podemos conocer tantos componentes que conforman al ser humano. Pero no deja de ser un enigma el tema de la vida; como saber dónde exactamente en qué parte del cuerpo se aloja la vida, pues aunque la palabra de Dios nos dice que no podemos comer o beber sangre, porque la sangre es la vida, no obstante, sabemos sobre personas que les han realizado transfusión de sangre, para conservar o salvarles la vida, pues si el cuerpo no tiene suficiente sangre o la pierdes toda, la persona puede morir. Siendo que, se les puede realizar casi cualquier trasplante de órganos internos a las personas, no deja de sorprendernos, que aunque tengamos el corazón, los riñones e incluso la sangre de otras personas, ya sea por trasplante o transfusión, el carácter, conducta y maneras de ser de los individuos a los que se les haya realizado el trasplante o hecho alguna transfusión, no se altera, no cambia; la persona sigue siendo la misma a pesar de tener órganos o la sangre de otros. Otro hecho que nos pone a pensar, que si recibimos alguna herida en el cuerpo sentimos dolor y, dependiendo del lugar de la herida y la magnitud, la vida se nos puede ir. Cómo explicar por qué morimos cuando el cuerpo es herido? Sabemos que el cuerpo no puede conservar la vida sin la comida, el agua, la sangre y el aire, lo cual nos deja comprender lo complicado que resulta el tema de la vida. A veces, los médicos pueden diagnosticar el tiempo de vida de un paciente asistido, pero debes ser perturbador para el Galeno, no poder explicar lo que ocurre más allá del hecho de que la persona dejó de respirar y saber que la ciencia encontró una frontera limitante entre la muerte y la vida. En ese frustrante punto, donde la ciencia parece agotar todos sus recursos, nos queda el consuelo y la esperanza que, del tema de la muerte, la vida y la resurrección, nos proporciona el sagrado libro de la ciencia sobre el pasado, el presente y el futuro. (La Biblia). Por Derwell J Fallu
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s