Aún no lo puedo entender!

Quizás, alguna vez, cuando cada mañana yo despertaba a tu lado, para mirarme en tus tiernos ojitos bellos; cuando toda aquella magia que había en esa hermosa sonrisa tuya que dibujaban tus labios y que me cautivaban el alma, yo te creía tan mía y que yo eras tan tuyo, que ahora no entiendo por qué ya no te tengo. La noche fue testigo cuando en nuestro lecho de amor, sobre aquella cama vestida con sabanas blancas, debajo del cobertor abrazados los dos nos cubríamos del frío. Yo no puedo creer, ni entiendo, que aquello tan bonito que los dos vivimos, tan bueno! No haya pasado de ser, de tan solo un sueño. Por Derwell J Fallu

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s