Muerte súbita!

El descuido, la falta de interés o de motivación y, en el peor de los casos, el amor se ha muerto. Porque como la hierba mala y la maleza que crece ahogando las matitas del fruto de la finca, así también el amor puede ser ahogado por la tentación, la rutina, el descuido, así que el deseo lujurioso y la debilidad pueden imponerse a ese amor, que igual, que toda planta, para que lleve buen fruto, debe ser regado y bien cuidado cada día, si no queremos que la rutina, el descuido y la tentación le proporcionen una muerte súbita al amor. Por Derwell J Fallu

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s