Perseguidos.


Algunos se llenan con dineros mal habidos, para después andar huyendo y en la sombra, se limitan los espacios del mundo porque nadie los quiere y tienen que vivir como delincuentes, protegidos por iguales, porque además, de que la justicia de Dios los ha de perseguir siempre, también la justicia de los hombres estará siguiendo sus pisadas para pasarle la factura si los atrapa. Por Derwell J Fallu

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s