Como lavas de volcán ardiente!

Mujer bella! Más que el lucero de la noche que más brilla en el inmenso firmamento. Tú, la que mueve los cimientos de mi vida con toda la magia y el poder de todos tus encantos de mujer bonita. Tú, que elevas al cielo el alma mía, tú que eres tan sensual como el sonido de la lluvia de la noche; tú, la que perturbas mis pensamientos y por quien estoy como lavas de volcán ardiendo, eres tú en el centro de mi vida, la estrella que más brilla, mujer divina! Mi gran amor, mi sentir, mi alegría; mis ganas de luchar y de vivir. Por Derwell J Fallu

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s