Un alma perturbada!


Quizás usted no logre comprender esto. Pero hoy miré el rostro de Nicolás Maduro y no pude evitar interpretar una preocupante realidad de su personalidad, de lo que él cree que ha hecho bien y de todo lo que resulta mal por lo de haber creído estar haciendo bien. Un alma perturbada! Golpeada en la conciencia por los errores cometidos; porque ya sea consciente o inconscientemente lo malo que hayamos hecho, se cuenta como errores. Pero lo triste y doloroso de la trama de esta historia, es que las consecuencias por los errores cometidos, no tendrán misericordia, nos golpearan hasta que nos duela mucho el alma y por estar arrepentidos, la conciencia nos sangra, lo cual será necesario, si queremos pulgar de los pecados, la vida. Sentiremos el peso por el daño que le hayamos hecho a cada vida, y al final, nos daremos de cuenta, que no vale tanto alcanzar los sueños concebidos, a costa de la miseria y el dolor ajeno, porque dolerá más dentro del pecho por esto mismo, que la felicidad que se creía haber logrado a costa de hacer daño a quien no debimos. Por Derwell J Fallu

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s