El Chapo Guzmán.

Negarte a Dios, para favorecer de los hombres sus locuras, podría ganar estar en gracia con éstos, pero no debes olvidar, que haciendo esto perderás lo más grande en el cielo. Los amadores del dinero, la fama y el poder, siempre terminan con un trágico final. Nos remitimos a los ejemplos que de estos casos, la historia nos ha legado. Uno reciente; el Chapo Guzmán. Con tanto dinero y hoy se pudre en una fría y solitaria cárcel, sin poder hacer nada con todo el dinero que acumuló. Las riquezas que ahora tiene, las cambiaria por aquellos días, que tal vez, no tenía nada. Aguzado! Abre tu conciencia, para que no te pase lo que al Chapo y lo que a muchos otros. Por Derwell J Fallu

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s