Esa viga en tu ojo, no te dejará ver la paja en el ojo ajeno.


En las posiciones políticas de cargos públicos, la honestidad y la capacidad son elementos fundamentales para lograr con eficiencia el desempeño de las funciones el favor y la confianza del pueblo que le dió su aprobación y la oportunidad para su desempeño. Pero el amiguismo y la confianza ciega, sin la debida supervisión a los subalternos, puede ser fatal, porque uno puede responder por lo que uno hace, pero no conoce el corazón de nadie. El presidente Guaido, es un hombre valiente, pero humilde que ha demostrado poner los intereses del pueblo venezolano por encima aún de su familia y de su propia vida. Lo que hagan las personas que de alguna manera, están relacionadas con nosotros, puede afectarnos, positiva o negativamente. Sin embargo, conociendo el carácter, la conducta y la calidad de los valores que le caracterizan al señor Guaido, los sonados escándalos de malversación de fondos por parte de gentes a su cargo, no tienen suficiente veneno, como para pensar que este pecado de estos supuestos pecadores, conviertan en pecador al hombre que no merece cargar con la culpa de otros, ni siquiera sus enemigos, a los que les interesa verlo perjudicado, ellos no creen que él pueda ser responsable de las faltas que otros hayan cometido. Su responsabilidad es investigar y actuar con justicia para mantener su integridad y su dignidad ante todos los que creen en él. Los enemigos son implacables! Y querrán aprovechar cualquier oportunidad para intentar aplastar al representante del pueblo y de la justicia verdadera. Pero es bueno recordar, que si en esto hay que buscar culpables, es al régimen, que al día de hoy cerró los caminos para que la ayuda humanitaria no llegara a los venezolanos que la necesitan. Cualquiera puede reclamar, qué se ha hecho con éstos recursos; menos el régimen que quemó lo que pudo de ella y que hasta el día hoy impidió que esta ayuda humanitaria les llegara al pueblo venezolano. La única razón por la que podrían levantarse y reclamar alguna cosa, es por el veneno de opacar y de ensuciar al presidente Guaido que lucha legítimamente por la libertad y los derechos de todos los venezolanos. El régimen ha robado y destruido los recursos del país y es el menos que puede reclamar claridad en estos asuntos. Su viga en el ojo es demasiado grande, como para que le permita ver la paja en el ojo ajeno. Por Derwell J Fallu

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s