Juzgue usted!

Los lacayos, esclavos puertorriqueños del mundo moderno, no se parecen a los esclavos del viejo mundo, a aquellos vivían para servir a sus amos en extrema pobreza, siendo azotados de vez en cuando, comiendo y vistiendo lo que le daban. Los esclavos puertorriqueños, viven como les da la gana; hablan hasta de lo poderosos hasta por los codos, hacen lo que quieren, van a donde les da la gana; algunos hasta se vuelven millonarios, con lujosas mansiones y aviones, con servidumbres y hasta guarda espaldas y muchísimo más, pero con todo se quejan de que son esclavos de los Estados Unidos de América. Los que creíamos, que eran realmente esclavos y lacayos, los súbditos de los jefes dictadores y comunistas, aquellos que si acaso comen una vez al día; que no pueden decir, ni madre mía! Porque si lo escucha el dictador, de seguro los manda para la otra vida, que ya ni tienen sueños, porque se los han robado, que solo se conforman con ser lambones, adulones de un dictador, que vive en opulencia de la miseria de la gente, éstos que dicen, que son libres, que los esclavos y lacayos somos los que comemos lo que nos da la gana, los que vamos donde queremos y hasta nos volvemos ricos y millonarios y tenemos sueños. Para mí, que el mundo se viró, y está de cabeza, porque hoy la gente llama malo lo que es bueno, y bueno que nos parecía malo. Juzgue usted! Por Derwell J Fallu

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s