Contrastes!

Lo siguiente lo escribí, por la indignación y el coraje que siento contra el tirano y dictador de Nicolás Maduro y su régimen de maldición. Este que ha puesto a sufrir a toda una nación y hecho que mueran prematuramente tantos hermanos venezolanos. Aquel que ha robado, saqueado y regalado las riquezas de un país, al que todo el mundo conocía, como el país más rico y estable de sur América, convirtiéndolo, triste e increiblemente, en uno de los países más pobre e  inestable del mundo.
Por esto que escribí a continuación, algunos venezolanos esclavos del régimen de Maduro, se ríen de mí y se burlan. Dicen que los puertorriqueños somos esclavos y lacayos de los Estados Unidos de América. Pero algo yo digo con entera certeza, que los puertorriqueños no somos esclavos de nadie. Antes volamos alto como el águila, vamos y venimos a donde queremos. Estamos agradecidos de los Estados Unidos, porque no nos maltrata; antes nos protege y nos cuida, nos da y no nos quita. Cuando de nuestro pueblo, cualquiera que intenta abusar, vienen los federales y ponen orden y empiezan a arrestar. Si algunos se quejan de ellos, lo harán por odio injustificado, por desprecio infundado, porque no saben ser agradecidos, y reconocer, que por nuestra alianza con los Estados Unidos, no somos un país perdido en la miseria, en la pobreza, como tantos países del mundo y de Latinoamérica. Ahora sí, los dejo con mi descarga:
No es solo Maduro, ni el enano lenguon de Cabello, sino también por gente como tú, que no denuncian a los delincuentes del régimen, que Venezuela por el barranco se está yendo. Hace falta más gente en la armada de ese país, que amen más ver a su patria sobre la ruta de un futuro mejor para todos sus ciudadanos, que amar vivir de la miseria esclavizante de un régimen de maldición. Venezuela agoniza! Por la avaricia de un régimen malvado, que a sus ciudadanos, sus sueños les ha robado. Venezuela se hunde en el pantano, por la crueldad de un tirano, que encontró la manera de arrancarle del pecho a los soldados el amor patrio! Le arrancó del alma la pasión y el honor de servir a su patria, convirtiéndolos en lacayos, esclavos de la miseria y en las marionetas de una tiranía violenta y perversa. De dónde vendrá, oh! Venezuela tu socorro; si mueren los enfermos, si de hambre mueren también los jóvenes y viejos y los niños al nacer se van muriendo; oh! Insensibilidad de un régimen indolente, que tortura, que mata; que priva de la libertad y de todos sus derechos a quienes solo quieren vivir y alcanzar sus sueños. Por Derwell J Fallu

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s