Ricos pobres, almas infelices!

Ustedes habrán oído, de un pobre multimillonario, que anda por ahí, mendigando la compañía de una mujer, porque es ya un hombre viejo y tiene miedo a morir estando solo. Digo mendigando la compañía de una mujer, porque alguien tan rico como él, difícil es que pueda encontrar un amor, alguien que lo quiera de verdad, porque muchas, primero verán su dinero antes que a él. Y esto, tristemente él lo sabe muy bien también. Por esa razón, le pone condiciones a la mujer que quiera aceptar su propuesta de ser su compañera. Este hombre se considera así mismo, un desafortunado en el amor. Pero es, que cuando gastamos el tiempo y la vida, tomando como una prioridad nuestra lucha por nuestra libertad financiera, sin comprender siquiera, la importancia que puede tener el amor al principio y al final de la vida, aunque logremos más riqueza material, de la que jamás soñamos tener, si no hemos dado la debida prioridad que merece la atención de encontrar el verdadero amor, terminaremos por darnos de cuenta, que las muchas riquezas, solo sirvieron para volvernos miserables pobres almas infelices. Por Derwell J Fallu

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s