Mi vida por ella!

Quién tiene un motivo para vivir, agradecer y ser feliz? Quién tiene en el alma una razón, para sentir y en el corazón, para querer bonito? Es que la vida y vivir, necesitan todo eso, para que aquí en la tierra, la vida y vivir puedan funcionar. Todo el mundo debe encontrar y tener, su razón de ser. Y todo eso mío, es ese ser divino, llamado mujer; al menos, aquí en la tierra, porque en el cielo, yo tengo a Dios. Es ella, razón más que suficiente, para quererla, porque una mujer me tuvo dentro de ella, y me dió el don de la vida. Que en la mujer yo tengo todo y más, para cumplir y para vivir la vida plena de mi naturaleza de hombre. Razones para amarla. Y lo que me hace tan sensible al corazón, de sentir por una mujer, son sus pechos que la vuelven vulnerables al calor, donde existen esas temperaturas muy altas, y su naturaleza parece obligarla, a estar siempre ahí, cubiertas. Son esos días de su ciclo menstrual, que limitan tanto su vida, y que, casi, la vuelven esclavas de algo bueno y malo a la vez, de lo que ellas, no pueden tomar mayor control. Y, el tiempo de su embarazo, y de su alumbramiento. Que mucho esto limita la vida de una mujer! Que mucho, con este estado, una mujer en la vida es expuesta! Imaginarla en la acción misma de su alumbramiento, el dolor y todo aquello, por lo que, una mujer tiene que pasar, en el momento de parir a una criatura, son las cosas, por la que yo tengo que ver, y sentir compasión y amor, por una mujer. De mí corazón, la mujer merece lo mejor de todos mis sentimientos. Por eso, es mi gran honor, ser su vocero, para comunicarle al mundo, que la mujer es el ser más maravilloso e importante, que, a nuestro lado puso Dios, para que, con ella pudiéramos compartir la vida, la tierra y todas las cosas; que la mujer merece del hombre, ser muy bien amada, todo el tiempo, respetada; que debemos cuidarla y consentirla, porque ella debe ser la mayor razón que debe tener el corazón, para experimentar el placer de los más lindos sentimientos. Yo le pido a todos los hombres del planeta, que amen, respeten y cuiden a cada mujer, por lo que, cada una, en un hombre, representa. Les pido, que reconozcan siempre, la dignidad y el buen nombre de la mujer. Por Derwell J Fallu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s