No es odio.

Hay veces, que tú le brinda un consejo a un homosexual, y te juzgan y condenan de que tú por aconsejarlos los odia. Pero nadie los odia más, que lo que se odian ellos mismos, porque, a sabiendas, ellos han decidido desafiar al mismo Dios y sus leyes, cerrándose así, cualquier oportunidad de reconciliación con Dios, y negándose la oportunidad bendita de la herencia del reino eterno de Dios. Las leyes de Dios, no pueden ser modificadas por nadie, aunque usen togas, porque Dios es superior a cualquier ser humano y a cualquier ley, que constituyan los hombres, y Dios quien dijo, que matar, robar y adulterar, etc., era pecado, también dijo, que cualquier hombre que se acueste con varón, como con mujer, es una abominación que este comete contra Dios y contra sus leyes. Esto es lo mismo para la mujer que se cuesta para tener intimidad con otra mujer. Eso no tiene otra manera de interpretarse, sino solo, con tomar la sabia decisión, de la voluntad que quieran tener algunos para modificar sus vidas, de estos quienes hayan escogido practicar este tipo de conducta de pecado. Por Derwell J Fallu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s