Un repelente al amor!

Dios nos ha encomendado la difícil tarea de amar al prójimo, como a nosotros mismos. La verdad, esto resulta algo, bien cuesta arriba, amar a personas, que muchas de ellas parecen no amarse ni ellas mismas, y que, en consecuencia, ellas toman actitudes y conductas, que más que, una forma de inspiración para que uno los quiera, más bien parece un repelente al amor. Te ignoran, en la medida de lo que puedan, ellos te hacen daño con conocimientos de causas, y a sabiendas, se alejan de Dios, como un desafío, como un reto que ellos han decidido tomar. Intentan impedir que tú quieras hacer cualquier cosa a favor de su bienestar y de su reconciliación con Dios. Amar a esta clase de prójimo, se ha vuelto un verdadero reto para todos los que tenemos un poco de temor a Dios, porque hay gente, que escogió que quieren ser malos hasta con ellos mismos, y se han colocado un chaleco anti-bien, que por más que uno intente llegar a ellos con el bien, el bien no le penetra por ningún lado. Que Dios nos ayude! Por Derwell J Fallu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s