No tengo nada en contra de hacer dinero, pero enamorarse de este.

Nadie fue creado para enamorarse de las cosas materiales, Adán lo tenía todo; el mundo a sus pies. Pero vió Dios que no era bueno para el hombre que estuviera solo, así que, solucionó el problema creando para el hombre, una mujer con quien compartir la vida y administrar el mundo. Salmón, era quizás el hombre más rico, que la tierra haya conocido, y dijo; que él lo había probado todo. Incluso tuvo la oportunidad de tener trescientas esposas y setecientas concubinas, y dijo que todo era vanidad y aflicción de espíritu. Porque tampoco son muchas mujeres, es solo una para cada hombre. Te diré algo, no hay vida más miserable, que aquel que mientras pudo vivió enamorado del dinero, de los lujos y las comodidades, y al final, en el ocaso de sus días, vino a darse de cuenta, que siempre estuvo solo, que ni aun tuvo familia, porque la gente que creía eran parte de la gloria que había alcanzado, solo estaban por lo que tenía, y no porque de verdad le importaban. Llegar al ocaso en los días, en que las muchas riquezas no te sirvieron de nada, la tristeza y la pena embargará el alma. Por Derwell J Fallu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s