Que tristes, los versos de mis poesías!

La conocí
su ternura y su gracia
llenaron cada parte de mí
era tan hermosa!
como la puesta del sol
de un impresionante atardecer
Ella me inundó el alma del bien 
era con ella
uno mi ser
mi corazón la quería
por ella
dentro de mi pecho
la pasión me ardía
Era la musa de todas mis poesías
pero un día
se fue
como el sol
de aquél atardecer
que se marchó con la noche
y ya nunca volvió, su partida
me dejó el alma tan vacía!
y en penumbra el corazón
y ahora son tan tristes
los versos de mis poesías
porque ya no está la musa
que a mi corazón
le daba la alegría
mi vista se pierde
en la oscura noche
en el lejano horizonte
de las tranquilas aguas
de ese mar español
por donde la noche
ocultó el sol
de la puesta
de aquel bello atardecer
Y aquí estoy yo
sentado a la orilla del mar
mirando en el lejano horizonte
por si vuelve otra vez
la que yo tanto amé!
Por Derwell J Fallu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s