Destino.

Recuerdo aquel día que tu tierna mirada se cruzó con la mia, fue increíble ese momento! Al contacto de nuestras miradas, tu corazón y el mío se conocieron, fue algo tan especial! Con nadie más me pasó, era todo tan bello! Que sentí que eras tú todo lo bueno que en toda la tierra el cielo para mí había reservado. Nació por ti en mi pecho el amor, una fuente inagotable y eterna, que salía desde el fondo de mi corazón. Por Derwell J Fallu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s