Beso venenoso!

Que dia ése! De aquel verano cuando te conocí en la playa. Es un milagro, que hoy yo pueda recordar aquel beso venenoso que me diste, y por el que casi la vida pierdo, por el casi yo pierdo el alma. Cuanta dulzura en unos besos, que al principio sabían como de panal la miel! Y luego dejar en los labios el sabor amargo de la hiel. Relajado y confiado caminas entre la gente; cuando de pronto y sin más sientes, que como que una serpiente de cascabel te muerde y con  su veneno te hace sentir el frío de la muerte. Por Derwell J Fallu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s