Como el abra cadabra del cuento, aparece y desaparece.

Aparece como el sol de la mañana de un hermoso cielo azul despejado sin nubes, ni grises, ni blancas, y con la magia y el encanto de tu cautivadora presencia, tú me iluminas la vida, haciéndola brillar más que las estrellas de un cielo de una oscura noche. Y tus palabras llenan mi corazón de tanta alegría, que no me cabe en el pecho, y por la sutileza con que tú me dices cada cosa, mi alma se inspira, y puedo ver un mundo abierto a la frontera de mis sueños. Pero así como apareces y desapareces, sin más, dejando todo en tinieblas de nuevo en mi vida, sin ilusión, ni sueños, tan solo con el suspirar de mi corazón por ti y el alma tan vacía sin razones, ni motivos para su inspiración. Preguntas sin respuestas, por qué si estuve tan cerca de la felicidad, y ahora miro y no tengo nada? Será que tú eres tan solo la luz de un sueño, como la luz de una estrella fugaz? Será que tú eres el reflejo del sentimiento de una imaginación y nada más? Más preguntas que respuestas, y yo sigo amándote en mi sueño, y hoy que estoy despierto y miro, solo para saber, que aún yo no te tengo. Por Derwell J Fallu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s