Mujeres de verdad, mujeres falsas?

La mujer original, aquella que fue creada por Dios, para ser una mujer, jamás podría se imitada por algo así, que quieran inventar, la ciencia de los hombres; y menos igualar! Un análisis profundo del sistema femenino interno, es mucho más, con demasiado, que a un hombre le afinen los labios, y que mediante algún tipo de sustancia hormonal, le hagan crecer a éste las testillas, para hacerlas parecer a los pechos de una mujer de verdad, y con eso nos quieran convencer de que han diseñado a una mujer. Los pechos de una mujer, además de constituir un impresionante atractivo físico y de la belleza, y de la estética de una mujer, es también, un componente que será usado para alimentar a sus crías, en los primeros meses de haber nacido.  Que quirúrgicamente, se le construya a un hombre, un embeleco parecido a la vagina de una mujer de verdad, eso no significa, que realmente lo sea. La vagina de una mujer, tiene su particularidad, detalles y formas, que la sabiduría humana no podría igualar. Podemos mencionar de ésta, superficialmente, el clítoris y su función particular; los olores químicos y la secreción de una vagina femenina, etc., wow! Eso es alucinante! Son cosas que la ciencia no podría poner en una vagina falsa. Yendo un poco más profundo, al interior de una mujer, encontraremos elementos y órganos, tales como; los ovarios, que componen el sistema de fecundación, el complejisimo sistema del cordón umbilical, que de una forma milagrosa, conecta al o los bebés concebidos, y con el que es posible alimentar, mientras están en su proceso de gestación. Otros elementos que debemos mencionar, por encimita, son la matriz, la placenta, su ciclo menstrual, y el vientre. Todo esto, porque tienen unas particularidades, que al menos, al día de hoy, no es algo con lo que la ciencia del hombre, puede competir. Una persona puede articular gestos, parecidos a los de una mujer, y hasta ser graciosos, pero no dejan de ser, sino solo pantomima de actores. Una mujer, de marca, ella viene con su propia naturaleza. Un hombre de verdad, jamás cambiaria a una mujer original por una falsa. Ningún hombre sobre la tierra, podría complentar o perfeccionar su naturaleza de hombre, poniendo a su lado a una mujer falsa inventada por los hombres. La mujer que todo hombre de verdad, necesita a su lado, es aquella que Dios diseñó, para satisfacer y cumplir todas las espectativas de un hombre, y para que, hombre y mujer, pudieran llevar a cabo, el ingenioso plan de Dios para el hogar y para la familia. Por Derwell J Fallu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s