Malos amores

Hola! En nuestro caminar, el destino causado o causal, nos pondrá en la perspectiva de esos eventos, que marcarán para siempre nuestras vidas, para bien o para mal. La prudencia en todas aquellas cosas que hagan o digan, nos podría prevenir de situaciones dolorosas, tristes, bochornosas y lamentables. En el otro lado, la valorización de los sentimientos de las personas, y nunca faltarle el respeto a otros, contribuirá a la paz y la concordia. Tal vez ayudaría poder recordar, que lo que hagamos a las personas, podría rebotar hacia nosotros. Hagamos que la historia de nuestra vida, sea una que todos quieran conocer, pero por sobre-todo; Dios! Que sea una historia llena de elementos que den honra y honor a tu paso por la vida, cuida de no hacer cosas, de las que tu tengas que arrepentirte, evitas las cosas, que puedan ser una carga y sombras que puedan seguirte por el resto de tu vida. Asegúrate, que por tu manera de bien las cosas hacer, Dios esté siempre de tu parte, para que él pueda cuidarnos en las circunstancias, y de los malos amores. Derwell J Fallu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .