El sol de media noche.


Mirarla dormir a ella, así tan bonita sobre su cama, donde el sol de media noche, nunca deja que la luna salga; en ese lugar donde no existen los bellos atardeceres ni el alba, donde el tiempo parece que se detiene, porque el sol se instaló sobre las montañas. Buscar del amor en el corazón de ella, su magia, porque no existe en ese lugar la noche de esos momentos del amor poético, ese que se vive al hacer amor, esa ilusión, que por la fusión de dos vidas unidas, se ha de vivir el idilio de un mismo sentimiento. Por Derwell J Fallu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .