No te defraudaré.

Corazón, si tú eres mi niña buena y bonita, yo nunca te defraudaré; en qué otros brazos podría estar mejor tu vida, que en los míos? Quién podría cuidar mejor que yo tú lindo y sensible corazón. El cielo te guió hacia mí, para que yo te cuide, te de el amor que nadie más podría darte, y consentirte siempre, como el más precioso tesoro que, no solo en mis manos puso Dios, sino ese alguien que a mí lado ha traído el señor para que yo comparta para siempre contigo mi vida. Por Derwell J Fallu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .