Manos a la obra!

Cuando existe un gobierno inepto, sin iniciativa propia ni mucha creatividad para tomar una actitud sería y elaborar un programa o un plan de acción eficaz de contingencia para enfrentar una emergencia global, como la que estamos pasando a causa de la panadería que resulta del Coronavirus, veremos “líderes” tomando decisiones y emitiendo ordenes ejecutivas, como quien da palos a ciegas, o como quien intenta golpear con los puños el aire. Porque muchas de estas órdenes y decisiones, se tomarán en base a la condición de quienes las dan, pero sin tomar en cuenta verdaderamente a los demás del pueblo que traban para subsistir y para mantenerse, aquellos que trabajan el día a día para vivir ellos y sus familias, pero que tampoco se dan de cuenta, que esta gente es la fuerza laboral que sostiene el aparato económico de un país. Imitar acciones que ellos ven ejecutar en otros lugares, sin tomar en cuenta los factores incidentes, es de ineptos y de adivinos, y no de de personas de verdad capacitadas y comprometidas con la gente y los progresos de su pueblo y del país.

Muchos “líderes” de este país, al parecer se han acostumbrado a depender, en una emergencia, de la respuesta del plan de contingencia de las agencias del gobierno federal, pero irresponsablemente ellos no han sido capaces de elaborar un plan estatal confiable y robusto, que funcione para asistir al pueblo en las emergencias y en los momentos de crisis, (para darnos de cuenta de esto que les digo, solo tenemos que ver, que a casi dos años del paso del huracán Maria, todavía vemos casas de gente damnificada, con el techo de azul. En ese ejemplo, además de los actos de corrupción, también podemos notar claramente, la ineptitud y la incapacidad rampante.) y máxime, cuando muchos de ellos, por el mal manejo y constantes bochornosos actos de corrupción, se han encargado, que de ese modo, se pierda la credibilidad y la confianza de éstos, por parte de las agencias del gobierno federal, lo que se ha tomado para justificar la tardanza de la liberación de fondos y de las ayudas en los momentos de crisis, o hasta la negación absoluta de éstas. A nosotros, a quienes nos duele el corazón al observar el ritmo negativo de las cosas, que desde el gobierno y las diferentes agencias, se van dando, somos por esto salpicados con un poco de la culpa, porque podemos ser más dinámicos para lograr acciones encaminadas a evitar, que estas cosas se sigan dando, y que estamos seguros y sabemos, que haciendo las cosas de un modo diferente, se podrían obtener mejores resultados; estoy seguro que nosotros, los observadores podemos hacer muchísimo más, que solo observar, opinar y criticar. Manos a la obra! Por Derwell J Fallu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .