El Niño se hizo hombre.

Muchas personas, en todo el mundo, han hecho de una tradición, el adorar a Jesús como un bebé, como un niño, quizás por la conmovedora historia de los reyes de oriente, cuando fueron a adorar al niño que había nacido en el pesebre. Pero lo que más destaca en estos personajes, no es su acto de adoración, sino su fe en el mensaje implícito en el nacimiento del niño. Es decir, lo que significaba su nacimiento: (un redentor, un salvador) lo cual sería imposible, si Jesús se hubiera mantenido como un bebé de pesebre. En nuestros tiempos diríamos; un bebé de cuna. Estaría feliz, el Jesús resucitado, con que las personas lo siguieran viendo y adorando, como el bebé del pesebre? En mí opinión, yo diría que no. Porque para Jesús, esas personas no estarían entendiendo el verdadero mensaje de su aparición en la tierra. Estoy seguro que él no estaría feliz por la gente que, a la altura de los tiempos presentes, y de la historia, todavía lo adoran como el bebé del pesebre. Nadie nace bebé, y se queda niño. 

Para los magos estaba bien, porque ellos habían entendido y creído sobre las profecias del nacimiento de un niño que se convertiría en el salvador del mundo. Jesús nació y creció y se hizo adulto, como cualquier persona normal, de otra manera, no habría podido cumplir su misión de mesías y salvador de la humanidad. Por Derwell J Fallu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .