Ciudadano Desesperado!

No quiero parecer pesimista; sin embargo, tan solo intenté desahogarme un poco, aquí parece que nunca pasa nada!
Las esperanzas de progreso y de futuro mejor para nuestro pueblo se extinguen, como una vela encendida que se derrite al calor del fuego. Por mucho tiempo, en los hombres y mujeres que hemos confiado la administración de nuestros recursos, el destino y todos nuestros asuntos privados y públicos, nos han defraudado, porque tan solo se han dedicado a la malversación, a la pésima administración y a todo acto de corrupción; descuidando todo lo que es esencial para mantener la equidad en los elementos de la justicia y de el buen sentido del razonamiento, que es necesario para mantener el equilibrio de la paz y de los derechos de todos.
El país continúa su peligroso curso, barranca abajo, como barco a la deriva y sin capitán, que va siendo azotado y arrastrado por tempectuosos vientos en aguas poco profundas y rocosas.
Es frustrante ver en impotencia, como los corruptos se burlan de los mecanismos obsoletos de justicia y de ley, cuando estos son sorprendidos en sus bochornosos actos de corrupción, de violación de leyes y de actos claros delictivos. 
Son persuasivos en el arte del drama de la mentira, ganando tiempo en las escenas del tipo novelesco, manejando con sutileza la transición de los escenarios, (puro teatro, cuando debería entrar en acción la justicia que debe salvaguardar el honor y el derecho infalible del orden y de la buena conducta) para luego terminar en nada. No pasa nada! Y los corruptos y los culpables por grandes delitos, se ríen y se burlan de las leyes y de todos los mecanismos de justicia.
Los abogados se han entrenado, no para defender y para velar por que la justicia sea cumplida con equidad, sino para lograr que la justicia quede en ridículo, teniendo que declarar inocente a aquellos que el mundo los sabe culpables, más allá de cualquier duda razonable. Y sabes por qué? Porque tanto a los que deberían representar las leyes, como a los propios abogados, el interés que los motiva, es su avaricia al dinero, antes aún, que el honor y que la justicia.
Así que, mientras haya dinero de por medio, los delincuentes de cuello blanco, andarán por la libre, y en el caso de que sea imposible que puedan declarar a algunos culpables inocentes, los enviarán cómodamente a sus casas, con la ridícula condena, de arresto domiciliario.
Hay muchísimas cosas que en Puerto Rico se pudieran hacer, para sacar de la crisis y de la miseria, y de esta inseguridad progresista, pero están muy ocupados aquellos que tienen el poder y la oportunidad para hacerlo, en implementar todo lo que es contrario a todo lo que genere y promueva el verdadero progreso para el país, tan solo, porque es de particular conveniencia para ellos. Por Derwell J Fallu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .