Tanto mal del bien!

Mis ojos vieron, y siguen viendo lo bonita y lo bueno, que Dios te hizo mujer. Pero en mi corazón dejaste una marca para recordar, que siendo una mujer buena, tu tienes un alma mala, que hiere y que lastima, y sin importar el dolor que tu me causes con la herida. No resulta fácil explicar, ni comprender, cómo puede salir, tanto mal del bien! Y aquí estoy yo, más confundido que siempre, llevando este dolor en mi pecho y llorando lágrimas que emanan de los ojos de un alma herida, que siente. Por Derwell Fallu 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .