Alma de un mendigo.

Cuando los dos compartimos de nuestras vidas, un mismo destino, yo vi tu felicidad dibujada, en la dulce sonrisa de tus labios, y, eso también, a mi me hizo muy feliz. Eran tan bonitos contigo, mis momentos, que no puedo entender, cómo algo tan hermoso, tuvo así que terminar, todavía yo siento nostalgia al recordar, que yo fui tuyo, y tú fuiste mía, que contigo yo todo lo tenía, y que ahora sin ti yo nada tengo, que yo soy sin tu amor, y esta es toda mi verdad, como el alma del mendigo, en su camino al mendigar. Por Derwell Fallu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .