La mujer de mi vida.

La mujer de mi vida, ella disfruta tanto conmigo, cuando la hago reír como loca; es que yo soy para ella más que un alegre payaso, si se acuesta en el sofá, porque ella quiere dormir un rato, no la dejo! Yo la tomo en mis brazos y al jardín, me la llevo; allí le tengo una mojada sorpresa, yo tomo la manga y con el chorro de agua, de pies a cabeza, yo empiezo a mojarla. Ella sale corriendo; basta! Por favor, basta! Ella me sigue diciendo, y se aleja tanto, que con el chorro de agua, ya no puedo mojarla. Yo dejo la manga y voy por ella y la abrazo, y nos besamos tan apasionadamente, que nos salen mil suspiros del alma. La mujer de mi vida, ella sabe siempre lo que me hace feliz; de tenerla es mi gran dicha! Nos unen nuestros sentimientos, compartimos la vida y todos nuestros momentos. La mujer de mi vida, no es solo de mis poemas, los versos, tampoco, solo un recuerdo, ella vive en algún lugar, y también aquí, dentro de mi pecho. Por Derwell Fallu 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .